Brasas, un tesorito escondido

Si está buscando el restaurante Brasas no tiene que irse muy lejos, solo se movió del kilómetro 2 al kilómetro 3 de la vía Las Palmas, justo antes del mall Palms Avenue.

Amplio y con una gran vista sobre Medellín, Brasas está ubicado en el kilómetro 3 de la vía Las Palmas.

Si busca ir a la fija y comerse esa carne que se viene soñando, no lo dude, Brasas resulta una alternativa deliciosa. Algunos creyeron que se había esfumado, que las nuevas construcciones de la vía Las Palmas en Medellín habían acabado con este tradicional restaurante, y lo que tal vez no saben es que solo se movió un kilómetro más adelante y que encontró un lugar muy acogedor, lejos del ruido y con muy buena vista.

Cortes gruesos, jugosos, a punto, en el justo grado de maduración. Su propietario Darío Garcés Vélez lo tiene muy claro, no se complica, no inventa nombres raros, allí impera la carne, con todos los cuidados del caso y servida por expertos. “Sin duda los cortes gruesos son los que más nos diferencian, el bife chorizo, el malevo y el sterling, y también tenemos el roast beef, un solomito entero (800 gramos), marinado a las finas hierbas y con sal y pimienta, ideal para compartir entre tres personas”, se saborea. De guarniciones ofrecen papa al vapor, puré o francesa y ensalada.

Y en medio de esta deliciosa oferta de proteínas hay dos invitados más que resultan fundamentales en la mesa de Brasas. El primero es el vino, lo que se evidencia desde la entrada, pues el lugar cuenta con una bella bodega climatizada que contiene unas 120 referencias de vinos chilenos, argentinos y españoles, que suman más de 2.300 botellas. El Club de vinos Decanter es uno de los proveedores protagonistas, así que es posible conseguir allí unas 20 variedades de nuestro portafolio. Y como la política de Darío es que de verdad la gente acompañe sus comidas con vino, los precios son muy razonables y tienen algunas referencias por copa.

El otro invitado, el del cierre, lo constituyen los postres, caseros y con el sello familiar, pues la encargada de prepararlos es Olga Lucía, socia y hermana de Darío. Ella se luce con la torta de la casa, una Carlota; el turrón; la casata; el tiramisú; el cheesecake; el de Oreo; y otros más, a los cuales, por muy lleno que quede el comensal tras las deliciosas carnes, conviene dejarles espacio. De hecho muy pronto tendrán la carta de postres por separado y con fotos de cada uno.

Si esto no es suficiente, piense en un sitio muy acogedor con capacidad para 160 personas, en la música bien seleccionada y suave que permite conversar y en la facilidad de acceso y salida, con un parqueadero para 150 carros. Si le interesa alquilar el lugar para un evento privado, también es posible y cuentan con ayudas tecnológicas para ello.

¿Antojado? Entonces no pase de largo, recuerde que Brasas está ubicado en el kilómetro 3 de la vía Las Palmas, a mano derecha justo antes de llegar a Palms Avenue, donde comparte un amplio espacio con otros dos negocios de comida y fiesta –pero cada uno independiente–. Un buen trozo de carne y mucha amabilidad lo esperan en este lugar.

Brasas
Dirección: Km. 3 vía Las Palmas, calle 18 sur No. 35-81
Reservas: (4) 266 6144 o 312 4778
Web: www.brasasparrillabar.com