Cali es… ¡Salsa!

La capital mundial de la salsa ofrece rumba y alegría por donde uno pase, y grandes y chicos saben moverse al son que les toquen. Cinco alternativas para gozarse la salsa en Cali.

Texto: Óscar Correa, Taller de Edición

1. ¡A bailar! Para la rumba, no importa el día si está en Cali. Allí se empata uno con otro sin problema y algunos lugares hasta tienen su día especial: lunes de Las Brisas y de La Clave; martes de Siboney; miércoles de Rumba Havana y Melodía; jueves de VIP y Chaney; viernes y sábado el lugar que prefiera, y domingo de Salsa Night Club, Palo de Mango y otros. Infaltables: Tin Tin Deo, Zaperoco y las discotecas del Parque Alameda. Y los que quieren amanecer bailando, recuerden que “Del puente para allá está Juanchito…”.

2. Aprenda de salsa. Los campeones mundiales de salsa se forman en Cali y cualquiera puede tomar una clase con ellos. El baile vive su momento de efervescencia y en este momento hay más de cincuenta escuelas. Si quiere asistir a una de ellas, las más recomendadas son: Swing Latino, Tango Vivo y Salsa Viva, Rucafé y el Son de Luz. Algunos hoteles ofrecen clases con un profesor reconocido para hacerlo de una forma personalizada. 

3. Péguese al show. Tres grandes espectáculos que tienen a la salsa como protagonista se presentan en Cali: Delirio, que combina salsa y actos circenses, se realiza el último viernes de cada mes; Ensálsate, que tiene la salsa como ritmo fuerte, pero hace fusiones con otros bailes del mundo como tango, danza árabe y breakdance, se presenta el segundo viernes de cada mes; y salsa Cabaret, un montaje de Swing Latino que reúne cien bailarines y catorce músicos en escena y hace énfasis en la interacción con el público. 

4. Escuche y aprenda. La salsa no solo se baila. Existen lugares en los que se le rinde culto a la melodía como la Casa Latina, donde se asiste los sábados a una sesión con un artista específico y se repasa la discografía y los momentos más importantes de su carrera. Los asistentes, programa en mano, siguen una agenda para conocer los detalles de esa orquesta y cantante elegido. También son muy conocidos La Ponceña, Olafo y Osos Don Tibe Taberna.

5. Tumbao en la cuna. Si Cali es la capital mundial de la salsa, la cuna de este ritmo es el barrio Obrero, donde existen lugares como la Nelly Teka, la tradicional fuente de soda con un archivo musical que invita a quedarse horas y transporta a los asistentes al Caribe.