Decero: Otra bodega multipremiada para nuestros suscriptores

viñedos Decero.jpg

En el Club de Vinos Decanter nos esmeramos por tener las mejores opciones para nuestros suscriptores y por ello, en 2015 añadimos los vinos de la Bodega Decero dentro de la oferta que tenemos para ellos.

Esta Bodega Boutique argentina ha ganado tres trofeos a “Mejor blend tinto” en Argentina Wine Awards por su Decero Amano cosechas 2011, 2009 y 2006; fue destacada en 2011 por la revista inglesa Decanter como uno de los productores Top 10 de Argentina y sus vinos suelen estar sobre los 90 puntos en Wine Advocate.  También ganó en 2009 un premio a mejor arquitectura, parques y jardines en el certamen Best Of Wine Tourism 2009. Ellos lo atribuyen a su filosofía Amano: Amor, rigor, respeto y conocimiento a fondo de la tierra y de lo que se hace.

Conocimiento y amor por lo que se hace

El trabajo en Decero se caracteriza por lo que ellos llaman la filosofía Amano, es decir, tener una visión holística de la viña, mínimo impacto en la naturaleza que la rodea, fomentar la biodiversidad y mantener un trato personalizado, cuidadoso y obsesivo con los aspectos más minúsculos en cada vid, cada proceso y cada botella.

Esto significa conocer desde la composición de cada centímetro de terreno, hasta las particularidades diarias del clima, que han hecho que, por ejemplo, se decidieran a plantar los viñedos de nornoroeste a sudsudeste (rompiendo con la tradición) para maximizar los beneficios de la exposición directa al sol tibio y gentil de la mañana (mientras los protege de los duros rayos de la tarde) o cultivar las cepas según el complejo entramado de tierra que va de la franco arenosa a la tierra arcillosa. El sistema ha logrado que cada viñedo desarrolle su propio carácter y así, con pocos metros de distancia se encuentran un Malbec con marcadas notas florales y otro con  gran estructura y concentración.

Agrelo de sol y más…

Los viñedos de Decero se encuentran en la región de Agrelo, al pie de los Andes, a treinta kilómetros al Sur de Mendoza y a más de mil metros sobre el nivel del mar. Esta es una tierra famosa por sus vinos tintos ya que en su microclima único en el mundo se dan días cálidos y noches frías que hacen que los racimos maduran lentamente hasta alcanzar su plenitud y una gran complejidad. El Malbec y Cabernet Sauvignon son cepas que llegaron, se adaptaron y han florecido perfectamente en la zona mientras que otras como el Petit Verdot se han plantado con éxito escogiendo los rincones más áridos y controlando su concentración y balance.
Esta región tiene una particularidad beneficiosa y es la abundancia de remolinos que ayudan a mantener los cultivos sanos, libres de plagas y ataques biológicos. De allí el nombre de los viñedos de Decero: Remolinos. En honor a estos pequeños y juguetones protectores de la vid.
Trabajo manual y tecnología

El trabajo a mano, la observación y seguimiento de cada vid y la selección manual de cada racimo, hace que se obtenga un producto final casi perfecto. La tecnología de punta, incluyendo imágenes satelitales de alta definición que ayudan a supervisar la evolución de los viñedos, el diseño de vanguardia de la bodega o los métodos innovadores de producción como utilizar la gravedad en vez de bombas de presión, optimizan los procesos haciéndolos más limpios, menos invasivos y facilitando que se logre un excelente producto final.

remolinos.jpg

Sus vinos

Decero Amano Cosecha 2011

Es el vino Icono de la Bodega. Es un blend con 64% Malbec, 30% Cabernet Sauvignon, 4% Petit Verdot y 2% Tannat. Pasa 20 meses en barricas nuevas de roble francés y 10 meses en botella antes de su lanzamiento.

En el 2011, una primavera fría y una helada temprana hicieron que se diera una baja producción de uva pero de gran calidad: mayor concentración en los Malbec, firmes y elegantes taninos en el Cabernet y excelente fineza en la estructura del Petit Verdot y Tannat. Este blend le dio a la Bodega Decero uno de los  Argentina Wine Awards.

Notas de cata: Aroma a violetas y frutos rojos, los cuales complementan muy bien la fruta negra del Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Tannat. Los 20 meses de paso por barril nuevo de roble francés, le confiere al corte una óptima estructura y complejidad. Decero Amano 2011 se caracteriza por tener una gran concentración, enmarcada por la elegancia de sus aromas y taninos.

Decero Mini Ediciones Petit Verdot

Su nombre se refiere a que son botellas que provienen de parcelas limitadas de altísima calidad. Son monovarietales que permiten probar las cepas en su estado más puro y perfecto. El vino pasa 16 meses en barricas de roble francés (50% son nuevas) y en ellas ocurre la fermentación maloláctica.

Decero Clásicos

Son monovarietales de las Cepas emblemáticas de Agrelo: Malbec, Cabernet Sauvignon y Syrah. Pasan 14 meses en barricas de roble francés (30 % nuevos) donde ocurre su fermentación maloláctica.

Malbec: Aromas intensos de violetas y frutos rojos. La cosecha 2012 presenta taninos más estructurados que las anteriores. Exquisitamente equilibrado por la frescura que aporta la acidez y la elegante integración del roble francés.

Cabernet Sauvignon: En este Cabernet Sauvignon llama la atención la gran intensidad de aromas de casis y fruta negra, a su vez las típicas especias de Agrelo aportan complejidad. Una equilibrada acidez y firmes taninos que llenan toda la boca hacen a este vino ideal para acompañar con comidas intensas y también para una larga guarda.

Syrah: Muestra aromas de frutos rojos, moras y especias. En boca se caracteriza por un gran balance entre la acidez, alcohol y estructura. El paso por barricas de roble francés aporta complejidad y elegante estructura.