Coravin: ¿Disfrutar un vino sin descorcharlo?

Polémico, pero definitivamente interesante, este gadget permite tomar una copa de vino de una botella sin descorcharla. ¿Suena raro? Pues tal como se oye: El Coravin es un aparatito similar a un microscopio dotado de una larga y fina aguja y una pequeña bomba de gas argón. La aguja atraviesa el corcho e introduce gas que hace presión en el interior, de forma que el vino sale por ella sin dar oportunidad a que entre el aire. Luego de servir el vino, la aguja se retira y el corcho, por su carácter flexible, sella el agujero impidiendo el paso del aire y de esta forma, el vino sigue su proceso natural en botella, sin deteriorarse, como si no se hubiera tocado.

Para la mayoría de consumidores terminar una botella de vino no es ningún problema, más, si se piensa en ello como en una actividad social, para compartir con amigos. Sin embargo, para algunas personas o en algunas situaciones en que sólo se busca disfrutar una copa de ese vino que se tiene en mente, abrir una botella significa perder esos dos tercios que no se consumen. Si es un vino corriente tal vez no nos importe mucho, pero si es un vino especial, o una botella seleccionada y costosa, nos lo pensaremos dos veces.

¿Para quién el Coravin?

  • Quienes le han encontrado al Coravin mayor uso son los restaurantes y hoteles que pueden ahora servir por copa su variedad completa de vinos. De esta forma, se tiene un cliente más satisfecho y un stock en movimiento.
  • Los estudiosos del vino que quieren conocer cómo evolucionan los vinos que tienen en su bodega, ya que este artefacto permite tomar una copa un año y tomar otra al año siguiente para comparar características y conocer su evolución.
  • Para catas de contraste en casa, de forma que se pueda tomar una copa de Cabernet Sauvigon francés, otra de Cabernet Sauvignon chileno y otro australiano sin necesidad de desperdiciar lo que queda.
  • Quienes quieren ser el anfitrión perfecto y darle a cada invitado exactamente lo que desea.
  • Para tomar un vino único en una celebración especial (una copa porque nos casamos y guardar la botella para tomar otra copa en 10, 20 años para recordar y celebrar).
  • Para quienes disfrutan de una sola copa al llegar a casa del trabajo.
  • Para que cada quien tome lo que le apetezca sin tener que negociar qué botella se va a abrir.
  • Para acompañar con diferentes vinos, los diferentes platos de una cena especial.
  • Cuando después de una cena se quiere sólo una copita más.

¿Sus contras?

-    Es costoso y definitivamente no vale la pena para quienes están seguros que nunca se les queda una botella sin acabar.
-    También se han dado casos de botellas que han explotado (un estimado de una por cada 78 mil botellas)

Hablar de una revolución en la forma en que se consume el vino es aún prematuro, ya que el Coravin lleva apenas dos años en el mercado y no se tiene aún claro si los vinos intervenidos con este dispositivo se ven o no afectados en el largo plazo; pero sí ha facilitado el consumo de vino para muchos al brindar la posibilidad de beber un poco sin afectar el vino restante.

¿Dónde se consigue?

Coravin.com aún no envía a Colombia, pero se puede comprar en amazon.com

Precio: 299 dólares
Cápsulas de gas argón: $ 11 dólares. Cada cápsula da para servir aproximadamente 15 copas.