Vinos y frutas frescas, ¿cómo maridarlos?

El vino es un gran acompañante de cualquier tipo de comida. Ensaladas, quesos, carnes e incluso platos típicos como el ajiaco y la bandeja paisa le quedan bien, pero, ¿y las frutas? En esta entrada la sommelier Ana Cristina Cano nos regala algunos tips para tener en cuenta al momento de hacer este maridaje: 

Frutas

  1. El sabor y el aroma del vino debe ser superior al de la fruta para no opacar las virtudes que este tiene.

  2. Es recomendable buscar una similitud entre el dulzor del vino y el de la fruta.  

  3. El nivel de acidez de ambos también debe ser similar, sobre todo si se desea consumir la fruta fresca con vino tinto.

  4. El nivel de alcohol del vino no debe ser muy alto, por lo tanto los vinos secos son los más apropiados para este maridaje.

  5. Si se utiliza como aperitivo, la fruta fresca iría muy bien con espumantes debido a las características y estética de ambos: son ligeros, frescos y muy buenos para comenzar una velada.

  6. Por último, se sugieren vinos jóvenes o de paso muy corto por barrica. 

Vinos sugeridos del Club

Blanco: Estampa Viognier – Chardonnay

Vino de aromas cítricos, ácido, fresco y con buena densidad y volumen. Es un buen acompañante de peras verdes y kiwi. 

Rosado: Tapiz Malbec rosé

Vino joven de intenso color rosado, persistente, fresco y equilibrado. Muy bueno para maridar con frutas como cerezas y arándanos.

Espumante: Rosa de los vientos Pinot noir

Frutado, fresco y de buen volumen. Marida muy bien con fresas, sandía y frutos del bosque. 

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Ley 30 de 1986. Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad, Ley 124 de 1994. Prohibida la venta a mujeres embarazadas. Consúmase con responsabilidad.

*Las fotos de esta entrada son de referencia, las añadas y etiquetas pueden cambiar según disponibilidad.