¿Vinos orgánicos?

La vinicultura se une a la onda verde produciendo vinos orgánicos. Te instruimos un poco en esta tendencia. 

vinos orgánicos

Día a día la población mundial se concientiza más sobre la importancia de consumir productos sustentables y es por esto que nacen los viñedos y vinos orgánicos para aportar a las buenas prácticas del cuidado de la tierra.  

Afirma Fabián Valenzuela, el enólogo de la bodega Tapiz donde se produce nuestro vino Decanter, Black Tears, que la transición de la viticultura convencional a la viticultura orgánica implica un cambio en el enfoque, los objetivos y los métodos de producción. 

"En la vinicultura tradicional se entendían los viñedos como fábricas de vino donde la meta principal era maximizar el rendimiento de la tierra y en favor de esto se permitía el uso de productos sintéticos, sin tener en cuenta su impacto ambiental. Por el contrario, en la viticultura orgánica, los viñedos se consideran organismos y sus objetivos apuntan a mejorar la sostenibilidad del agroecosistema", comenta Valenzuela.  

Según la Organización Internacional Agropecuaria (OIA) los vinos orgánicos son aquellos que se producen evitando el uso de químicos, fertilizantes artificiales, pesticidas, fungicidas y herbicidas. 

Además, en la elaboración del vino se debe tener en cuenta el respeto por el ambiente haciendo un uso racional de recursos energéticos e hídricos y aplicando procedimientos que permitan la reutilización de los residuos y subproductos.  

Para que un vino sea considerado orgánico, en las etiquetas no se pueden usar papeles ni tintas que contengan metales pesados. También, se prohíben aquellos envases que tengan plomo, estaño o poliestireno, entre otras reglamentaciones que puedes consultar aquí.

La vinicultura orgánica utiliza métodos como la rotación de cultivos y la aplicación abonos naturales para mantener los viñedos
vinos orgánicos

Respecto a su sabor, estos vinos no difieren mucho de los de producción industrializada, pero según afirma Fabián sí pueden ser un poco más saludables. Se dice que producen menos resaca, porque tienen una menor cantidad de anhídrido sulfuroso, la sustancia que causa el malestar al ingerir alcohol. 

A la hora de comprobar si un vino es orgánico Valenzuela recomienda mirar en la contraetiqueta  el sello de organizaciones certificadoras como la OIA en Latinoamércia o del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ( USDA)

Durante los últimos 10 años el cultivo de uvas orgánicas en el mundo se ha triplicado, siendo los países líderes España, Italia y Francia
— FIBL (Instituto de Investigación de la Agricultura Orgánica)

Aunque la cultura del consumo de vinos orgánicos es mayor en los países europeos y en Estados Unidos, en Latinoamérica cada vez esta crece más. Según el enólogo, esta tendencia, aunque puede ser un poco más costosa para los viñedos, es un paso importante en lo que respecta al compromiso con el planta.