Verderina: la cara divertida de las infusiones

Si usted todavía sirve sosas aromáticas de bolsita, las coloridas y deliciosas bebidas de Verderina le resultarán toda una novedad.

Foto: Facebook Verderina. Lina Echeverri y Viviana Echeverri, creadoras de Verderina, empresa dedicada a la elaboración de infusiones naturales.

Foto: Facebook Verderina. Lina Echeverri y Viviana Echeverri, creadoras de Verderina, empresa dedicada a la elaboración de infusiones naturales.

Un agua aromática que no recordara la bolsita de tisana que toman muchas mujeres para pasar el cólico de cada mes; esa fue, en parte, la inspiración de Viviana Echeverri –ingeniera agropecuaria– y Lina Echeverri –publicista– (que comparten apellido y amistad, no parentesco), para crear su marca Verderina. Infusiones naturales que mezclan hierbas, frutas y tradiciones colombianas y que, además de deliciosas, resultan provocativas a la vista.
“En Verderina utilizamos la magia de la naturaleza para cuidar el cuerpo y nutrir el espíritu. Creamos bebidas aromáticas ciento por ciento naturales y artesanales”, anotan las jóvenes empresarias, que con apenas un año en el mercado ya han posicionado su producto en reconocidas reposterías, restaurantes y centros de bienestar de Medellín, cuentan con fieles clientes particulares y han recibido varios reconocimientos de entidades dedicadas a la promoción y apoyo de los emprendedores de la ciudad.
Las mezclas, que ellas mismas crearon, incluyen hierbas como yerbabuena, cidrón, limoncillo, cardamomo y flor de Jamaica; frutos rojos, verdes y amarillos –en los que no faltan sabores tan colombianos como el tomate de árbol, la piña y la uchuva–. Para llegar a sus cuatro sabores actuales, trabajaron por el infalible método de ensayo – error, por meses e invitaron a probar a muchas personas: lo más duro fue lograr que la infusión “pintara” el agua, pues querían que si era de frutos rojos, fuera roja; de frutos verdes, fuera verde y de frutos amarillos, fuera amarilla.
“Y esto con todo completamente natural era muy difícil”, explica Lina, pero insistieron porque no querían renunciar a su alternativa natural y orgánica, promesa que hoy cumplen a carta cabal, gracias también a un grupo de agricultores orgánicos de municipios como San Pedro de los Milagros, Támesis y varios del oriente antioqueño. Justamente esta es otra de sus apuestas: consumo local y apoyo a los agricultores colombianos.
Saludables, deliciosas y con gran presentación, las aromáticas de Verderina, que se consumen frías o calientes, apuntan a un mercado de nicho creciente, pues esta corriente mundial suma cada vez más adeptos. Para conocer más de los productos y sus creadoras, visite: https://www.facebook.com/verderina