Tres rones americanos para explorar

Tan caribeño, tan universal, el ron es hoy un destilado con muchos adeptos en el mundo. Los hay oscuros y claros y con distintos años de añejamiento. Aquí presentamos tres marcas emblema.

Diplomático Reserva Exclusiva. Antiguo, de color ámbar, con aromas que combinan madera, fruta seca, miel y caña y sabores que recuerdan uvas pasas, canela, vainilla y chocolate oscuro, este reconocido ron venezolano es añejado artesanalmente en pequeñas barricas de roble y madurado por 12 años. Se trata de un ron Premium, por lo que se recomienda beberlo solo o en las rocas, pues mezclarlo con otra bebida no permitirá apreciar todo su potencial –aunque algunos de los cocteles que ciertos bartenders preparan con él resultan una tentación–. Diplomático Reserva Exclusiva –que va muy bien con un trozo de chocolate amargo– suma más de 20 medallas obtenidas en prestigiosos certámenes del mundo, que destacan su calidad y consistencia. La familia de rones de Destilerías Unidas S.A. –Dusa–, se complementa con el blanco, el añejo, el reserva y el Ambassador Selection, todos con Denominación de Origen Controlado –DOC– Venezuela. Entre todos acumulan más de 50 medallas.

Legendario Elíxir de Cuba. Producido artesanalmente desde 1946, se caracteriza por su particular sabor, descrito por los expertos como suave, dulce y delicado. De aroma añejo y dulzón, color ámbar y suave paladar, tiene siete años de añejamiento en barricas de roble americano. Cuenta con una graduación alcohólica de 34 %, y es elaborado a partir de mezclas alcohólicas obtenidas de las mejores cañas de azúcar seleccionadas por los maestros roneros de la isla, que además utilizan agua desmineralizada y pasas maceradas, que agregan al final del proceso de añejamiento. Para beber solo o con hielo, va bien al final de una comida y puede acompañar postres de chocolate, frutos secos o dátiles. Si el antojo es de un coctel, elija otros rones Legendario, como el refino, el dorado o el añejo blanco.

Zacapa 15. Este orgullo guatemalteco hace que las maletas de los viajeros al país centroamericano regresen más pesadas. Su calidad ha estado garantizada por años y su prestigio crece cada vez más, con la gestión de la firma Diageo que lo adquirió hace unos años. Sus plantaciones están ubicadas en las llanuras volcánicas de Retalhuleu, 350 metros sobre el nivel del mar, cerca de la ciudad de Zacapa, de donde viene su nombre; mientras su centro de añejamiento, uno de los más altos del mundo, está en Quetzaltenango, a 2.300 metros sobre el nivel del mar. El Zacapa 15 años es el más joven de la familia, pero incluso en él se nota el carácter, resultado de una mezcla de rones añejados de 5 a 15 años, con notas a vainilla, naranja y frutos secos tropicales y paladar suave. De color ámbar dorado con tonos verdes, fue pensado para elaborar cocteles como el daiquirí, el flying fig o el spice tree –50 ml de Zacapa 15, más 25 ml de jugo de lychee, más 25 ml de cerveza de jengibre y un toque de zumo de lima, preparado en un vaso bajo con hielo–. Los demás de la familia son el Zacapa 23, el etiqueta negra y el XO.