Angry Birds, personajes de videojuego, ahora en lata

Los furiosos pájaros del videojuego más exitoso de los años recientes llegan ahora enlatados. Se trata de la bebida de Angry Birds, elaborada a base de jugos de fruta y agua con gas.

angrybirdsdrink2-660x385.jpg

La madera, el vidrio y los ladrillos que deben derribar estos furiosos pájaros para acceder a los marranos y acabar con ellos, quedan a un lado; ahora, los Angry Birds se visten de lata. Tras sumar mil millones de descargas y alcanzar el éxito en la venta de todo tipo de merchandising, como camisetas, loncheras, juguetes y accesorios para celulares y computadores, ahora Rovio Entertainments, empresa creadora del videojuego, encontró quién le fabricara su propia bebida.

Será para calmar a sus furiosos pájaros, y en medio de tanta tecnología la bebida le apunta a lo natural, pues se trata de jugo de fruta en agua con gas, siguiendo el camino de otras exitosas bebidas americanas como Izze. Inicialmente salió al mercado en dos sabores: Tropic –tropical y maracuyá– y Paradise –piña con mandarina–, y está a la venta en el mercado americano –a USD3 la lata– y algunos países europeos. La primera tienda en venderla en Madrid fue Pinkleton & Wines, del Mercado de San Miguel, a 2 euros la lata, pero poco a poco se empieza a ver en otros lugares.

El toque cítrico, más el divertido empaque, hacen que se trate de un refresco idóneo tanto para niños como para adultos, estos últimos con la posibilidad, además, de utilizarla en cocteles preparados con destilados, especialmente con vodka, pues potencia su sabor. Con licor o sin licor, y sea quien sea el comensal, se recomienda tomarla bien fría.

Ya antes el Ku Dé Ta, rooftop bar del hotel Marina Bay Sands de Singapur, se les había adelantado a los propios creadores de los Angry Birds en cuanto a bebidas, pero en este caso únicamente alcohólicas. Así es, en este reconocido bar puede pedirse el coctel Angry Birds, preparado con escocés Chivas Regal 18 años, licor de crema de durazno y jugo de limón y de manzana, todo perfectamente mezclado y servido en una copa flauta algo más corta que la de los espumantes.

Una y otra bebidas solo tienen en común el nombre de esos furiosos personajes, a los que más recientemente se les unió uno nuevo, en este caso un pájaro rosado, que viene a sumarse a la colorida fauna plumífera del videojuego. El refresco de Angry Birds todavía no está a la venta en el mercado colombiano, pero tal vez mientras tanto pueda ensayar con el coctel del Ku Dé Ta, pues los ingredientes de este si se consiguen en el país.