Los espumantes y la Nochevieja

En pocos días terminará el 2016 y para despedirlo y recibir el Año Nuevo, es común que las familias brinden y celebren con una copa de champaña o cava. La sommelier de nuestro Club, Ana Cristina Cano, nos cuenta de otros usos que se le da a los espumantes durante la Nochevieja.

Foto tomada de Shutterstock.

Foto tomada de Shutterstock.

No hay una historia oficial que explique la razón por la que, en muchos países, brindemos con champán o cava en la última noche del año, pero lo que sí está claro es que su aroma, su color y sus chispeantes burbujas la hacen ser una excelente bebida para momentos de alegría y compartir.

Nochevieja es uno de estos momentos pues nos reunimos con familiares y amigos y además, es la oportunidad para renovar propósitos y deseos. Es una noche en la que estamos un poco nostálgicos, emocionados y felices por lo que vendrá, por eso, a la hora de brindar, se comparten buenos deseos para todos y si se hace con un espumante mucho mejor, se experimentan deliciosas sensaciones.

Pero más allá del brindis, hay quienes realizan rituales con esta bebida para atraer, en el nuevo año, amor, prosperidad y salud. Algunos rituales son: 

1. Bañarse con un espumante: servir todo el champán o cava en una bañera con un poco de miel y pétalos de rosa, quedarse ahí por 20 minutos, salir y secarse. Se dice que es para atraer amor, dulzura, bienestar, salud y prosperidad.

2. Llenar dos copas con el espumante y agregarles una argolla de oro: es para las mujeres que se quieren casar o formalizar una relación. Se hace con esta bebida porque es tradición que en las fiestas de bodas se realice un brindis para celebrar la nueva unión. También hay que amarrar una rosa roja y otra rosada a las copas antes de beber.

3. Lavarse las manos con champaña y azúcar: a las 12 en punto meter las manos en una bandeja con azúcar y luego lavarlas con champaña, esto es para tener dinero en el año que comienza. 

Estos rituales y creencias son una manera de divertirse y también de autoprogramarse mentalmente para conseguir un logro específico durante los próximos 365 días.

Cócteles con espumantes

Foto tomada de Shutterstock. 

Foto tomada de Shutterstock. 

Aunque siempre es recomendable beber un buen espumante solo, para disfrutar toda su esencia, son muchos los cócteles que puedes preparar y compartir con tus invitados en la celebración de fin de año. Ana Cristina nos sugiere tres: 

1. Mimosa: se mezcla un espumante blanco con jugo de naranja natural (que no tenga azúcar adicional), deben estar suficientemente fríos para lograr una agradable sensación en boca y que las burbujas no dejen de expresarse. Si deseas, puedes agregarle un poquito de triple sec o también elaborarlo con jugo de mandarina, toronja, limón o lulo; lo importante es que tengan la temperatura adecuada, entre 6º y 7º.

2. Flor de Jamaica: es un cóctel que no cambia mucho el sabor de la champaña o cava, pero su parte visual es muy atractiva. En el fondo de la copa, tipo flauta o tulipan, colocar una flor de jamaica, no pétalos sueltos sino completa, y servir con mucho cuidado el espumante blanco; la flor se irá abriendo y soltará su color característico.

3. Con fresas: se mezcla un espumante rosé con jugo de fresa y fresas congeladas, que ayudarán a mantenerlo frío por mucho más tiempo. 

Recuerda que en nuestro Club encuentras espumantes de excelente calidad para celebrar en esta fecha: Rosa de los Vientos Extra Brut de Saurus, Extra Brut Cuvée de Cruzat, Extra Brut Clásico de Cruzat… ¿cuál es el que más te gusta? 

Consejos para elegir el vino de la Nochebuena

Navidad es sinónimo de alegría, de celebrar y compartir con familiares y amigos. Y si la acompañas con un vino de excelente calidad, será aún más especial. Ana Cristina Cano, sommelier de nuestro Club, te da algunos tips para escoger el adecuado.

Cena de Navidad

1. No se trata solo de maridar un vino con el plato fuerte de la noche, va más allá: es armonizar cada momento de la velada.

2. Para empezar la noche estaría muy bien un fino de jerez, que sirve como aperitivo. En caso de no gustar de este vino, se puede optar por uno blanco que, por su acidez característica, refresca y ayuda a abrir el apetito. Un rosé también es una buena opción.

3. Para el plato principal hay que tener en cuenta cuál será la proteína que se va a ofrecer, además de la salsa y preparación que tendrá, esto ayudará a escoger el vino.

La clave está en equiparar pesos, es decir, si es una carne ligera con una salsa suave elegir un vino blanco o rosé, si por el contrario es una preparación con salsas más fuertes, acompañarla con uno tinto.

4. Como es una noche de celebración y alegría, que no falte un buen espumante, preferiblemente uno que tenga un dosaje de azúcar más elevado que el Nature pues armonizará muy bien con el dulce del postre.

5. Por último, para que todo armonice de la mejor manera, no olvidar la temperatura de servicio: blancos, rosés y espumantes entre 6º y 9º y tintos entre 16º y 18º.

Recuerda que en nuestro Club encuentras una amplia oferta para tus celebraciones de fin de año. Conoce aquí el catálogo.  

Los sonidos presentes en el vino

Aunque para muchos la audición es el sentido menos importante a la hora de degustar un vino, este está lleno de matices sonoros que es interesante descubrir. Ana Cristina Cano, sommeliere de nuestro Club, nos los muestra aquí. 

Foto tomada de Shutterstock

Foto tomada de Shutterstock

Son cinco los momentos en los que están presentes los sonidos en la cultura del vino:

1. Cuando se cultiva la uva: el sonido de las hojas al ser golpeadas con el viento es armónico y muestra que hay una uva que está esperando ser cosechada.

2. En la bodega: aparecen sonidos propios de las diferentes actividades que se realizan para producir el vino, como el crujir de las ramas cuando es el despalillado de la uva, el sonido de la estrujadora o de la prensa, entre otros. Todo esto, según Ana Cristina, va formando una melodía muy armónica que da una primera idea de cómo será el vino en copa.

3. Al abrir la botella: el corcho nos da pistas del estado del vino, si no hace ningún sonido al sacarlo es porque posiblemente esté reseco, esto puede indicar que el vino pasó mucho tiempo en guarda o estuvo en un lugar muy caluroso.

4. Al servirlo: al llenar la copa se puede predecir qué va a pasar con el vino en boca, porque si el sonido es muy agudo, similar a cuando se sirve agua, seguramente se trate de un vino fluido, ligero y de poco cuerpo; si es un sonido más grave, como si fuera leche, será un vino con más cuerpo. Y si no hace ningún sonido, tal como el aceite al caer, es probable que sea un vino “ahilado” o con enfermedad de la grasa, que se produce por el ataque de bacterias anaerobias.  

5. Al brindar: cuando chocamos las copas para brindar, el sonido varía según el material (cristal o vidrio) y forma de estas (anchas, angostas, largas). Cada sonido que se produce es especial. 

Para Ana Cristina, al tener en cuenta todas estas sensaciones auditivas se conoce mejor la historia de ese vino, su cultura y se disfruta mucho más.

Y tú ¿le prestas atención a los sonidos que hay en el vino? Cuéntanos. 

Vinos de autor, calidad en su máxima expresión

Vinos únicos, inimitables y que llevan la personalidad de quien los elabora, así son los vinos de autor. Conoce más características de estos a continuación.

Foto tomada del Twitter de Roberto de la Mota. 

Foto tomada del Twitter de Roberto de la Mota. 

Una de las principales características de los vinos de autor es que son elaborados, en su mayoría, por enólogos que ya tienen un amplio recorrido en la vitivinicultura y por ende, tienen renombre.

Este tipo de enólogo apuesta por producir vinos que sean únicos, que plasmen sus gustos e identidad, por eso cuida al extremo cada etapa del proceso e incluso, se involucra en la comercialización:

  • Tiene un amplio conocimiento de las regiones vitivinícolas. Sabe dónde están las mejores uvas según su variedad (malbec, chardonnay, syrah, etc.) 
  • Tras un riguroso proceso de selección, compra la mejor materia prima de esa región.
  • Por lo general, alquila una instalación (en una bodega) para producir el vino que llevará sus conocimientos y criterios, pues él decide qué tipo de barrica utilizar y por cuánto tiempo. No se rige por normas, tiene la libertad de hacer lo que desee: experimenta con los colores, sabores y aromas. 
  • También elige la botella, el corcho y la etiqueta con la que será presentado en el mercado.
  • Para garantizar su control y más alta calidad, la producción es muy baja: entre 2.000 y 25.000 botellas. 

Los que tiene el Club Decanter

Entre la amplia oferta del Club, hay varios vinos de autor:

Mendel Finca Remota

Su autor es el enólogo argentino Roberto de la Mota, de gran trayectoria e hijo de Raúl de la Mota, reconocido enólogo en Argentina. Durante muchos años vivió en Francia, donde se especializó y luego tuvo la oportunidad de vinificar en países como Italia y España.

En 2006 se vinculó a Mendel Wines y uno de sus vinos más representativos es el Mendel Finca Remota, un malbec que es elaborado con uvas de una pequeña parcela en Altamira (Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina) y se caracteriza por ser muy aromático, con predominio de frutas frescas y flores como violetas. En boca tiene muy buena concentración y estructura, por lo que hay que decantar antes de beberlo.

Mendel Finca Remota

 

Según expresa Carlos Novoa, gerente general del Club, Roberto de la Mota “hace cosas excepcionales, prueba de esto es este ultra premium de altísima calidad”. La producción es de 1.146 cajas de tres botellas, es decir, 3.438 botellas.

Riglos

Riglos Gran Malbec, Riglos Gran Cabernet Sauvignon y Riglos Gran Corte son vinos de autor del enólogo argentino Juan Carlos Rodríguez Villa, conocido como “Pulqui”, quien llegó a Riglos en 2005 después de varios años trabajando en la promoción del vino argentino en países como Brasil, Uruguay, Estados Unidos y Rusia. 

Riglos Gran Corte

El Riglos Gran Corte 2010, por ejemplo, fue elaborado con 50% malbec y 50% cabernet sauvignon del viñedo Las Divas (Valle del Uco, Mendoza, Argentina). Tuvo una crianza de 20 meses en barrica de roble francés. Es un vino de colores negros, con aroma a arándanos, frutas secas, avellanas y almendras y en boca es firme pero dulce. Es de la categoría ultra premium.

Su producción fue de 1.749 botellas.

Señales para reconocer que un espumante está en buen estado

Más allá de ser los mejores acompañantes para brindar o celebrar en una ocasión especial, los espumantes también maridan muy bien con carnes blancas, pastas, ensaladas, mariscos, quesos fuertes, frutos secos, chocolates, entre otros platos.

Para que disfrutes de su versatilidad y frescura, Ana Cristina Cano, sommelier de nuestro Club, nos cuenta qué debes saber para reconocer si el espumante que elijas está en buen estado y apto para consumir. 

FOTO TOMADA DE SHUTTERSTOCK

FOTO TOMADA DE SHUTTERSTOCK

1. Ten presente que cualquier espumante –sea champagne, cava o prosecco– tiene una vida limitada. Si lo compras es porque lo vas a consumir pronto, no te quedes esperando por mucho tiempo una ocasión especial porque se perderá.

2. Si cuando abres la botella el corcho está recto en la parte inferior, significa que ha perdido elasticidad, es decir, ha dejado entrar oxígeno a esta. Y si además está un poco mojado o manchado, es signo de que está en mal estado. Sin embargo, antes de descartarlo debes servir y mirar en la copa.

Si por el contrario el corcho se ensancha un poco en la parte inferior, formando una especie de triángulo, significa que está en buen estado y que ha cubierto muy bien el cuello de la botella, evitando la entrada de oxígeno y conservando el gas carbónico característico de estos vinos.

3. Al servirlo en la copa, si no está en buen estado las burbujas no serán tan efusivas y continuas como en uno que sí lo esté. La ausencia de burbujas es signo de una botella defectuosa o de un espumante que está muy viejo.

Adicional, no olvides que el color de un buen espumante es pálido pero brillante y tiene un adecuado equilibrio entre acidez y dulzor. 

Tres espumantes del Club

Rosa de los vientos, Bodega Familia Schroeder

Espumante Rosa de los vientos

Elaborado con el método charmat (fermentación en tanques de acero), 100% con uvas pinot noir. Por su color rosado y sus 3,02 g de azúcar por litro, es un buen acompañante de un plato de mariscos.

Cruzat Cuveé Extra Brut

Cruzat Cuveé Extra Brut

Elaborado con el método tradicional o champenoise (fermentación en la botella), con variedades pinot noir y chardonnay. Es un espumante estructurado y fresco, va muy bien con un salmón a la parrilla o un salmón en salsa de naranja.

Saurus Extra Brut, Bodega Familia Schroeder

Saurus Extra Brut

También elaborado con el método charmat, tiene 60% de la variedad chardonnay y 40% de pinot noir. Marida muy bien con pastas a la carbonara porque en copa tiene aromas tostados, ahumados que van a equilibrar los sabores y además, su acidez va a dejar el paladar limpio sin saturar los sentidos.

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Ley 30 de 1986. Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad, Ley 124 de 1994. Prohibida la venta a mujeres embarazadas. Consúmase con responsabilidad.

*Las fotos de esta entrada son de referencia, las añadas y etiquetas pueden cambiar según disponibilidad. 

Maridar vinos con chocolates

Entre la variedad de opciones que existen para maridar el vino, hay una que llama la atención: el chocolate, pues al igual que los vinos, son de diferentes tipos. A continuación, te regalamos varios tips y algunos recomendados de nuestro Club para que al momento de realizar este maridaje vivas una experiencia llena de sabores. 

FOTO TOMADA DE SHUTTERSTOCK 

FOTO TOMADA DE SHUTTERSTOCK 

1. Como en cualquier maridaje, recuerda que el sabor de uno no puede opacar el del otro. Por eso, el chocolate no debe ser más dulce que el vino que elijas.

2. El chocolate blanco, al contener más leche y azúcar que cacao, es más suave y cremoso. Va muy bien con vinos de postre, por ejemplo un espumante o un rosado.

3. El chocolate con leche, también muy cremoso, lo puedes acompañar con un merlot de poco cuerpo o un malbec.

4. El chocolate negro, que contiene un porcentaje mínimo de cacao de 35%, suele ser más amargo y combina mejor con vinos de más cuerpo que, preferiblemente, haya pasado por barrica como un cabernet sauvignon. 

5. Los chocolates con frutos secos, como almendras, nueces o avellanas, requieren de un vino que no esconda los sabores de estos como un cabernet sauvignon, un syrah o un tinto ensamblaje. 

Los recomendados del Club

Chocolate blanco con Malbec Rose La Flor.

Chocolate con leche con Saurus Merlot.

Chocolate negro con Domingo Molina Cabernet Sauvignon Premium.

Chocolate con frutos secos con Estampa Gold Carmenere.

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Ley 30 de 1986. Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad, Ley 124 de 1994. Prohibida la venta a mujeres embarazadas. Consúmase con responsabilidad.

*Las fotos de esta entrada son de referencia, las añadas y etiquetas pueden cambiar según disponibilidad. 

Puntajes y premios que celebran lo mejor del vino

Los vinos no solo son exaltados por quienes los consumen. En el mundo diferentes agremiaciones, festivales y publicaciones le entregan a las botellas premios y puntos que les permiten certificar su calidad y exclusividad. Las medallas y los puntajes hacen parte de estas distinciones. 

Decanter Award.png

Medallas: pueden ser de platino, oro, plata, bronce y son entregadas en concursos. El más reputado es el Decanter World Wine Awards que se realiza anualmente como iniciativa de la revista Decanter. Los ganadores de este año fueron publicados el pasado 6 de junio. Otros certámenes reputados son el Concours Mondial de Bruxelles, el International Wine and Spirt Competition y el Mundus Vini de Alemania.

Puntajes: estos van de 50 a 100 y son otorgados por publicaciones como revistas o guías bajo la dirección de expertos enólogos y somellieres. Este sistema fue ideado por el crítico estadounidense Robert Parker en los años 70. Los vinos que están por encima de 90 se consideran de extraordinaria calidad, entre 80 y 90, muy buenos; entre 70 y 80, buenos, y por debajo de 70, regulares. Los magazines más reconocidos que califican de este modo son The Wine Advocate de Robert Parker, Wine Spectator que cada año publica la lista de los mejores 100 vinos del mundo y Guía Peñín especializada en vinos españoles. 

Robert Parker

Como es lógico estos reconocimientos son motivo de orgullo para las bodegas, por eso, en algunos casos, los comunican en sus botellas con los logos de las competiciones o medallas y en sus páginas web. Usualmente cuando se ingresa al sitio de una bodega hay una sección especial con todos los reconocimientos que han recibido sus vinos y añadas.  

Finalmente, es importante señalar que estos premios cobran validez según su procedencia, es decir, aunque muchos concursos y publicaciones califican las botellas no todos son relevantes en el medio.

Estos son algunos de los vinos de nuestro Club que han recibido reconocimientos en el último año:

Los mejores de Echeverría:

http://blog.decanter.com.co/copas/2016/2/12/los-mejores-de-echeverria

Alta calificación para Valmiñor:

http://blog.decanter.com.co/copas/2016/6/10/valminor/albarino/decanter/world/wine?rq=Valmi%C3%B1or%20

Alta calificación para Valmiñor Albariño 2015

 

Los vinos de nuestro Club siguen recibiendo importantes reconocimientos. En días pasados, Valmiñor Albariño 2015 fue calificado con 92 puntos en la treceava edición de Decanter World Wine Awards de Reino Unido (DWWA), uno de los concursos de vinos más importantes y prestigiosos del mundo.

En esta ocasión los jurados del DWWA fueron Pedro Ballesteros Torres, Master de Vino y miembro de la Unión Española de Catadores; Sarah Jane Evans, presidenta del Institute of Masters of Wine; y Pierre Mansour, Buyer of The Society’s Spanish wines.

Los tres dieron 92 puntos al Valmiñor Albariño 2015, eligiéndolo como uno de los más recomendados y dándole el mejor puntaje a un vino joven en esta categoría.

Lo describieron como un vino “gloriosamente aromático con jazmín, muy perfumado. Completo y carnoso al paladar, que sigue con un sabor mineral intenso y armonioso final. Un Albariño muy agradable por lo puro”.

Y Pierre Mansour confesó que está en su ‘Top Tres’, dijo que Valmiñor Albariño es “un gran ejemplo de la calidad de la fruta de esta variedad de uvas”.

El próximo 30 de junio se realizará en Londres la degustación de los vinos ganadores de la medalla Decanter World Wine Awards. 

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Ley 30 de 1986. Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad, Ley 124 de 1994. Prohibida la venta a mujeres embarazadas. Consúmase con responsabilidad.

 

Boya, los nuevos vinos del Club Decanter

Vinos frescos, más jóvenes y con influencia marina es la oferta de la Familia Garcés Silva de Chile con la línea Boya. María Paz Garcés, socia y directora de Mercado Nacional de la familia, nos los presenta aquí. 

Los vinos Boya son únicos, llevan en su esencia las características del terrior donde son elaborados: el Valle de Leyda – San Antonio, entre la Cordillera de la Costa y el Océano Pacífico en el centro de Chile.

Esta cercanía al Océano Pacífico influye positivamente en el desarrollo de las uvas, pues la brisa marina llega a ellas y les aporta salinidad, la cual se conserva en el proceso de vinificación y que junto al clima costero del Valle, con temperaturas promedio entre 12º y 27º, entrega vinos de gran acidez natural y equilibrio.

Además, como explica María Paz, “Boya son vinos frescos, más jóvenes, muy frutales y con bajo contenido de alcohol. Nacieron para satisfacer la necesidad de los mercados que buscan cosas diferentes”.

Vinos de artesanía fina

Tradicionalmente, la producción de los vinos de la Familia Garcés Silva, con más de 15 años en la industria vitivinícola, ha sido manual, garantizando una mayor higiene e influencia en la calidad de los productos.

Sin embargo, para las cosechas de los vinos Boya están incorporando maquinaria, en parte por los problemas que tiene la mano de obra en Chile y porque “nos hemos dado cuenta que es un gran aporte en el mundo del vino”, afirma María Paz.

Otro aspecto que resalta es que la vinificación y el embotellamiento lo hacen en el mismo lugar y cuentan con una bodega de alta tecnología, donde el trabajo es gravitacional, es decir, en ninguna etapa del proceso utilizan bombas, lo que asegura menor maltrato a jugos y vinos, menor astrigencia y mayor elegancia.

Sumado a esto, los vinos blancos son producidos 100% en tanques de acero inoxidable y para los tintos utilizan barricas de roble francés de tercer uso por un período muy corto, entre cuatro y diez meses, dependiendo de la cepa.

Es así como “nuestra bodega es boutique, pues todos los procesos los hacemos con mucha precisión para lograr vinos artesanales finos, por eso nuestra capacidad es limitada, no podemos crecer mucho”, asegura la socia.

Las cepas de Boya

En los viñedos Garcés y Silva, por las condiciones del terrior, solo cosechan cuatro variedades de cepa: sauvignon blanc, chardonnay, pinot noir y syrah. 

Boya Sauvignon blanc

Es un vino fresco, de notas cítricas como lima, pomelo y manzana verde y con toques tropicales como mango y maracuyá. Es equilibrado y de buena acidez natural.

Maridaje: mariscos, ostras, pescados suaves, queso de cabra y frutos del huerto.

Servir entre 10º y 12º C.

Boya Chardonnay

Es fresco, joven y fácil de beber. De color paja pálido y con aroma a pera, manzana, frutas tropicales y un toque de limón. Equilibrado, con acidez natural y buena mineralidad.

Maridaje: pescados grasos y marinados, quesos maduros, carnes blancas, pasta con mariscos y frutos secos.

Servir entre 12º y 14º C.

Boya Pinot noir

Es equilibrado y limpio. Con aroma a fresas frescas, cerezas rojas y pétalos de rosa. Tien cuerpo medio, taninos suaves y buena acidez y estructura.

Maridaje: aves de caza como patos y codorniz, pastas, pescados grasos y guisos de maíz.

Servir entre 14º y 16º C. 

Boya Syrah

Complejo y expresivo. Predominan aromas de arándanos frescos, frambuesas, moras y tiene toques florales y especiados. Es de taninos suaves y buena acidez natural.

Maridaje: cordero, jamón ibérico, carnes rojas, pasta con setas como trufas negras.

Servir entre 15º y 18º C. 

Conoce más de la Familia Garcés Silva y de sus vinos aquí

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Ley 30 de 1986. Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad, Ley 124 de 1994. Prohibida la venta a mujeres embarazadas. Consúmase con responsabilidad.

*Las fotos de esta entrada son de referencia, las añadas y etiquetas pueden cambiar según disponibilidad. 

Las nuevas añadas de Ébano y Valmiñor fueron premiadas

Las botellas de Ébano y Valmiñor vuelven a robarse aplausos, esta vez gracias a sus nuevas añadas. Los concursos internacionales Mundus Vini The Grand International Wine Award Alemania 2016 y Catavinum World Wine & Spirits Competition España 2016, reconocieron producciones de 2013, 2014 y 2015.

Mundus Vini The Grand International Wine Award Alemania, es un premio que funciona desde 2003 y tiene como objetivo promover la calidad de los vinos que se presentan al concurso provenientes de las mejores regiones vinícolas del mundo. Este certamen entregó los siguientes reconocimientos:

Medalla de plata, Mundus Vini al Valmiñor añada 2015 y Medalla de plata, Mundus Vini al Ébano 6 añada 2014.

Por su parte el premio Catavinum World Wine & Spirits Competition España, en el que participaron 3.156 vinos y licores de 28 países reconoció a la bodega con dos medallas de plata y dos de oro:

Medalla de oro, Catavinum para Valmiñor añada 2014 y para el Ébano crianza 2013. Medalla de plata, Catavinum para el Minius añada 2014 y para el Ébano 6 añada 2014.

Celebramos el reconocimiento de estos vinos y te invitamos a conocerlos en la tienda de nuestro Club o haciendo clic aquí.  

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Ley 30 de 1986. Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad, Ley 124 de 1994. Prohibida la venta a mujeres embarazadas. Consúmase con responsabilidad.

*Las fotos de esta entrada son de referencia, las añadas y etiquetas pueden cambiar según disponibilidad. 

Vinos y frutas frescas, ¿cómo maridarlos?

El vino es un gran acompañante de cualquier tipo de comida. Ensaladas, quesos, carnes e incluso platos típicos como el ajiaco y la bandeja paisa le quedan bien, pero, ¿y las frutas? En esta entrada la sommelier Ana Cristina Cano nos regala algunos tips para tener en cuenta al momento de hacer este maridaje: 

Frutas

  1. El sabor y el aroma del vino debe ser superior al de la fruta para no opacar las virtudes que este tiene.

  2. Es recomendable buscar una similitud entre el dulzor del vino y el de la fruta.  

  3. El nivel de acidez de ambos también debe ser similar, sobre todo si se desea consumir la fruta fresca con vino tinto.

  4. El nivel de alcohol del vino no debe ser muy alto, por lo tanto los vinos secos son los más apropiados para este maridaje.

  5. Si se utiliza como aperitivo, la fruta fresca iría muy bien con espumantes debido a las características y estética de ambos: son ligeros, frescos y muy buenos para comenzar una velada.

  6. Por último, se sugieren vinos jóvenes o de paso muy corto por barrica. 

Vinos sugeridos del Club

Blanco: Estampa Viognier – Chardonnay

Vino de aromas cítricos, ácido, fresco y con buena densidad y volumen. Es un buen acompañante de peras verdes y kiwi. 

Rosado: Tapiz Malbec rosé

Vino joven de intenso color rosado, persistente, fresco y equilibrado. Muy bueno para maridar con frutas como cerezas y arándanos.

Espumante: Rosa de los vientos Pinot noir

Frutado, fresco y de buen volumen. Marida muy bien con fresas, sandía y frutos del bosque. 

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Ley 30 de 1986. Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad, Ley 124 de 1994. Prohibida la venta a mujeres embarazadas. Consúmase con responsabilidad.

*Las fotos de esta entrada son de referencia, las añadas y etiquetas pueden cambiar según disponibilidad.