Foodies, pasión por degustar

Para muchos, el placer de comer y beber va más allá de la mesa y se sazona al experimentar y compartir.

Comen y beben por placer, siempre están buscando nuevos lugares y nuevos platos para probar, entienden de maridajes, son fieles seguidores de los programas de cocina en la televisión y saben trucos culinarios, se trata de los foodies o personas que tienen como hobby degustar sabores, olores, texturas y experiencias gastronómicas.

Gracias a este grupo de personas que crece cada día alrededor del mundo, se ha multiplicado el interés en la gastronomía más allá de los restaurantes de grandes chefs, pues los verdaderos foodies recorren también los mercados locales, los camiones de comida y los pequeños restaurantes buscando siempre conocer el origen de los ingredientes, valorando las formas de cocción, dejándose sorprender por las presentaciones de los platos y la atención del lugar. 

Por eso para ellos los viajes se convierten en una expedición para disfrutar de nuevos sabores y vivir la experiencia que traen consigo, de ahí el auge de los planes turísticos que incluyen visitar un viñedo, probar la cocina local y tener la oportunidad de aprender a preparar un plato de la manera tradicional.

Además, estos apasionados por la buena mesa valoran los buenos vinos y las bebidas artesanales, y como ellos mismos tienen un marcado interés en replicar recetas y sorprender a otros con los nuevos sabores que han descubierto, no dudan en adquirir implementos de cocina especializados e ingredientes gourmet y a veces exóticos.

Las redes sociales y los blogs tienen mucho que ver con el auge de los foodies, porque para ellos no basta con degustar, disfrutan recomendando lugares, compartiendo sus experiencias y exaltando sus platos predilectos. Algunos son también grandes exponentes del foodporn, es decir, que son aficionados a fotografiar de manera provocativa cada plato que les sirven en la mesa, porque con el placer de comer no basta, también es necesario antojar.