Ritos y rituales alrededor de un trago

En cuenco de barro, en copas de oro, directamente de una bota o en el más fino cristal. Ha sido alimento, bebida para calmar la sed o el dolor y vehículo para celebrar. El vino y las bebidas alcohólicas fueron y siguen siendo acompañantes fundamentales en la vida del hombre y por lo tanto se les rodea de poderes, de magia, se les ha utilizado como ofrenda y alrededor suyo han florecido costumbres, ritos y rituales curiosos.

Algunos de ellos:

El primer trago se echa a tierra

Por un lado es un homenaje a la madre naturaleza, por el otro, una ofrenda a Baco y a las deidades de la prodigalidad para que la tierra de frutos y haya abundancia. Algunos católicos, sobre todo en Latinoamérica, echan el primer trago para los “muertitos” o las ánimas para alegrarlas un poco.

Siempre hay que mirarse a los ojos cuando se brinda

O se corre el riesgo de tener 7 años de mala suerte o mal sexo por otros 7 años.

Nunca brindar con una copa vacía

Porque es llamar a la escases y la mala suerte. Se piensa que el brindis es una celebración y por lo tanto hay que celebrar con lo mejor que tenemos. También se puede interpretar como un desaire a los vinos de la casa.

Las mujeres solteras deben brindar primero con los hombres si quieren casarse

Es una tradición antigua que se refiere también a la primera impresión. Que sean ellas las primeras en captar las miradas, antes que el trago sea el protagonista.

Siempre brindar con la mano izquierda si se quiere llamar la buena suerte y garantizar el buen sexo

Se dice que la mano izquierda es la mano del corazón y por lo tanto, al brindar con ella, se están brindando con los sentimientos y lo mejor de uno mismo.

Nunca llenar una copa medio vacía ya que se llaman 7 años de mal sexo

Llenar una copa medio vacía se puede interpretar como falta de cuidado, tacto o exceso de premura. Por otro lado, hablando de vinos, se puede correr el riesgo de mezclar dos vinos dañando tanto el primero como el segundo.

Al brindar con alguien, no cruzarse con otro (se hace una cruz) ya que se está llamando la mala suerte y además es mala educación.

Atravesarse siempre es de mala educación y en el caso de los brindis, si se quiere guardar el protocolo, se debe también respetar cierto orden. Esto no aplica para el brindis de los enamorados. Enlazar los brazos al brindar y beber es un ritual que se piensa fortalece los lazos de la pareja.

Fotos: Shutterstock