El a, b, c del aceite de oliva

El aceite de oliva ayuda a la digestión, a bajar el colesterol y da sensación de llenura. Se obtiene al moler las olivas o aceitunas y separar los sólidos de los líquidos, las particularidades de este proceso son las que permiten calificar el aceite como virgen extra, virgen o puro.

Aceite de oliva virgen extra

A continuación te presentamos tres términos que te permitirán entender cómo se desarrolla su proceso de producción y qué tener en cuenta a la hora de comprarlo. 

Acidez: según la Real Academia de la Lengua es el exceso de iones de hidrógeno en una disolución acuosa, en relación con los que existen en el agua pura. En un sentido más práctico es el ácido que hay en el aceite que en altas cantidades favorece la proliferación de bacterias que dañan el producto y que produce molestias en el estómago al consumirlo. El grado de acidez del aceite de oliva debe ser de 0.7%. 

Prensado en frío: es el proceso de centrífugado por medio del cual se separan los sólidos del aceite de las aceitunas después de que se muelen. Esta fase se realiza en almazaras (molinos de aceite), a menos de 27º.

Refinado: por medio de varios procesos que incluyen la adición de algunas sustancias químicas, el paso de la mezcla por corrientes de aire y la separación del aceite del agua, al producto se le retiran materiales y sustancias indeseadas que producen mal olor y mal sabor. 

Aceites de oliva

El aceite del Club Decanter

En nuestro Club distribuimos el aceite virgen extra de Casas de Hualdo, una almazara española que produce el segundo mejor aceite de oliva del mundo. De esta marca tenemos aceites monovarietales, es decir, provenientes de un único tipo de oliva: arbequina (armonioso, fragante y equilibrado), picual y cornicabra (aromático, robusto, intenso y persistente). Además, tenemos un blend, es decir, un aceite hecho a partir de varios tipos de aceitunas: Reserva de familia, elaborado con picual, arbequina, cornicabra y manzanilla.