Sabores de la pantalla grande

El cine también enseña a cocinar, así lo demuestran estas tres películas en las que sus personajes conquistan los paladares de los más exigentes. 

Taza de chocolate picante de Chocolat: Lansquenet es un pequeño pueblo francés, tranquilo, conservador y rutinario. Vianne, interpretada por la actriz Juliette Binoche y su hija Anouk llegan hasta allí para abrir una chocolatería y sin saberlo, acabar con la rutina. Varios de sus habitantes pasan por el lugar a probar los productos y desahogarse con la vendedora, uno de ellos es una anciana enferma y amargada a la que Vianne le ofrece una taza de chocolate con un tipo de ají muy picante. La bebida, oscura y espesa, cambia inmediatamente la actitud de la anciana y genera una fuerte amistad entre las dos mujeres.

Conoce más de esta película. 

 

Pastas con salchichas y albóndigas: en la primera entrega de El Padrino, el personaje Peter Clemenza, a cargo del actor Richard S. Castellano, le enseña a Michael Corleone, Al Pacino, cómo preparar pasta con albóndigas, tomate y salchichas, por si alguna vez tiene que apartarse de sus labores como hijo del gran gánster y meterse en la cocina. La receta es simple: se pone a freir un ajo, se echa un tomate triturado, se revuelve la mezcla, se incorporan las salchichas y las albondigas, se le agrega vino y finalmente, el toque secreto de Clemenza: un poco de azúcar. La salsa se sirve sobre pasta.

Conoce más de esta película.

 

Ratatouille de Ratatouille: Remy es una rata cocinera que entra al gorro del chef Alfredo Lingüini para indicarle cada uno de los ingredientes que debe poner en la sartén. Este particular equipo prepara carnes, salsas, sopas, guisos, ensaladas y una receta especial de ratatouille para el crítico gastronómico más importante de París, Anton Ego. Ratatouille es una preparación tradicional de la cocina francesa, a base de verduras al horno y aceite de oliva. El plato conmueve al crítico y cuando pide conocer al cocinero para felicitarlo, entiende la frase de Gusteau, el fundador del restaurante, “cualquiera puede cocinar”.

Conoce más de esta película.